Ir al contenido principal

Deadwood-Serie de culto



La serie se estreno por HBO el 21 de marzo 2004 y por finalizo el 27 de agosto 2006, con tres temporadas y 36 capítulos, con un nivel técnico y artístico ha logrado convertirse en una de las mejores series de la historia de la televisión.

Título original: Deadwood
Año: 2004
País: Estados Unidos
Director: David Milch (Creador), Ed Bianchi, Daniel Minahan, Davis Guggenheim, Gregg Fienberg, Mark Tinker, Steve Shill, Alan Taylor, Walter Hill
Guión: David Milch, Regina Corrado, Ted Mann, Elizabeth Sarnoff, Jody Worth, Bryan McDonald, Malcolm MacRury
Música: Reinhold Heil, Johnny Klimek, Michael Brook, David Schwartz
Fotografía: James Glennon, Joseph Gallagher, Xavier Pérez Grobet, David Boyd
Reparto: Timothy Olyphant, Ian McShane, Molly Parker, John Hawkes, Keith Carradine, Robin Weigert, Powers Boothe, Kim Dickens, Ricky Jay, Titus Welliver, Dayton Callie, Paula Malcomson, William Sanderson, W. Earl Brown, Sean Bridgers, Jim Beaver, Brad Dourif, Leon Rippy, Jeffrey Jones, Keone Young, Geri Jewell, Bree Wall, Timothy Omundson, Sarah Paulson, Ray McKinnon, Garret Dillahunt, Gerald McRaney, Brian Cox, Anna Gunn, Pruitt Taylor Vince, Omar Gooding, Cleo King, Gale Harold, Peter Jason, Stephen Tobolowsky, Kristen Bell, Nick Offerman, Peter Coyote
Productora : HBO Entertainment / Paramount Television
Género : Western-Drama
Web oficial: Deadwood

Ambientada en los Estados Unidos, en la época de la fiebre del oro (1876). Poco después de la última acción del general Custer, en Black Hills surge una ciudad fronteriza, que es testigo de la implacable lucha de los pioneros por el poder. Entre los colonos había gente muy heterogénea: un hombre de leyes retirado, el intrigante propietario de un salón, el legendario Wild Bill Hickok o Calamity Jane; todos compartían un constante desasosiego espiritual y una gran voluntad de supervivencia.

La serie se basa en personajes históricos, como Seth Bullock, Al Swearengen, Wild Bill Hickok, Sol Star, Calamity Jane, Wyatt Earp, EB Farnum, Charlie Utter, y George Hearst.

Algunos de los actores de esta gran serie

Con un lenguaje mordaz e incisivo, David Milch ha logrado en "Deadwood" una excelente metáfora sobre las dinámicas de poder, influencias e intereses que gobiernan un pueblo, una ciudad.


La serie"Deadwood" mezcla con naturalidad drama, tragedia, humor (negro), violencia y acción; convirtiéndola en una obras de culto.


Premios
2004: Globo de Oro: Mejor actor serie drama (Ian McShane). Nominada mejor serie drama
2004: American Film Institute (AFI): Top 10 - Mejores Programas de TV del año
2004: 2 Emmy: mejor dirección y mejor sonido. 9 nominaciones
2005: Sindicato de Actores (SAG): Nominada a Mejor actor (Serie Drama) (McShane)
2005: American Film Institute (AFI): Top 10 - Mejores Programas de TV del año
2005: 5 Emmy: Incluyendo mejor fotografía. 6 nominaciones
2006: Sindicato de Directores (DGA): Mejor director serie drama
2006: Sindicato de Actores (SAG): Nominada a Mejor reparto (Serie de TV - Drama)
2007: 1 Emmy: maquillaje. 5 nominaciones


Comentarios

  1. Deadwood la esencia del western, un retrato del actual Estados Unidos a través de su violento nacimiento.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Anímate a comentar! ♥♥
Gracias ♥

Entradas populares de este blog

Golosinas de Mario de Andrade

Conté mis años y descubrí
que tengo menos tiempo
para vivir de aquí en adelante
que el que viví hasta ahora...

Me siento como aquel chico
que ganó un paquete de golosinas:
las primeras las comió con agrado
pero, cuando percibió
que quedaban pocas,
comenzó a saborearlas profundamente.

Ya no tengo tiempo
para reuniones interminables
donde se discuten estatutos,
normas, procedimientos
y reglamentos internos
sabiendo que no se va a lograr nada.

Ya no tengo tiempo
para soportar absurdas personas
que, a pesar de su edad cronológica,
no han crecido.

Ya no tengo tiempo
para lidiar con mediocridades.
No quiero estar en reuniones
donde desfilan egos inflados.
No tolero a maniobreros
y ventajeros.

Me molestan los envidiosos,
que tratan de desacreditar
a los más capaces,
para apropiarse de sus lugares,
talentos y logros.

Detesto, si soy testigo,
de los defectos que genera
la lucha por un majestuoso cargo.
Las personas no discuten contenidos,
apenas los títulos.…

Eduardo Kingman el pintor de las manos

Kingman supo encontrar en las manos, toda la simbolización de los más variados sentimientos humanos: angustia, ternura, piedad, ira, impotencia e injusticia.



Además la obra de Eduardo Kingman es valiosa por el tratamiento del tema indigenista, por su autenticidad, y del tema social en general, por su entendimiento de las relaciones humanas a partir de la intimidad familiar.


Los Guandos Representa una de las maneras de transporte de carga que hacían nuestros indígenas como parte del gran y fuerte trabajo al que eran obligados hacer desde tiempos inmemorables, esto comúnmente se realizaba en la parte andina del Ecuador, y con mayor apogeo con la llegada europea que sin ningún tipo de lastima hacían que los guandos trabajen casi hasta su muerte.

Esta pintura nos muestra el maltrato que con frecuencia se daba con los trabajadores de las haciendas españolas, marcas causadas por latigazos son el recuerdo de un mundo lleno de injusticia.








Su obra retrata las mas hondas aflicciones humanas.


El beso de Eduardo Galeano-microcuento

Antonio Pujía eligió, al azar, uno de los bloques de mármol de Carrara que había ido comprando a lo largo de los años.
Era una lápida. De alguna tumba vendría, vaya a saber de dónde; él no tenía la menor idea de cómo había ido a parar a su taller.
Antonio acostó la lápida sobre una base de apoyo, y se puso a trabajarla. Alguna idea tenía de lo que quería esculpir, o quizá no tenía ninguna. Empezó por borrar la inscripción: el nombre de un hombre, el año del nacimiento, el año del fin.
Después, el cincel penetró el mármol. Y Antonio encontró una sorpresa, que lo estaba esperando piedra adentro: la veta tenía la forma de dos caras que se juntaban, algo así como dos perfiles unidos frente a frente, la nariz pegada a la nariz, la boca pegada a la boca.
El escultor obedeció a la piedra. Y fue excavando, suavemente, hasta que cobró relieve aquel encuentro que la piedra contenía.
Al día siguiente, dio por concluido su trabajo. Y entonces, cuando levantó la escultura, vio lo que antes no hab…