Ir al contenido principal

Charlotte Brontë a 200 años del nacimiento



El 21 de abril se cumplen 200 años del nacimiento de la novelista y poeta Charlotte Brontë (1816-1855), una de las autoras más reconocidas de la literatura inglesa, cuyo trabajo abrió un camino vedado a las mujeres en el siglo XIX
Charlotte Brontë  200 años
Dibujo de Charlotte Brontë, probablemente realizado por George Richmond (1850)

Charlotte Brontë tuvo cinco hermanos: María, Elizabeth, Emily, Anne y Branwell. Al morir sus dos hermanas mayores de tuberculosis y su madre de cáncer, se quedó huérfana y al frente de sus otros tres hermanos (Emily, Anne y Branwell) junto con su padre, Patrick Brontë, un clérigo irlandés y también escritor de poemas y novelas. Se caracterizaba por ser un hombre austero, atormentado por la muerte de su esposa y que trataba a sus hijos pequeños como adultos, resultando ser una influencia decisiva para los mismos.

Retrato de Anne, Emily y Charlotte por su hermano Branwell Brontë (1834)
Branwell está representado entre sus hermanas, casi invisible, detrás de ellas.
Se expone en la National Portrait Gallery de Londres


Crecieron en Haworth, un pequeño pueblo de Yorkshire donde las hermanas comenzaron a crear sus mundos de fantasía, como los reinos de Angria y Gondal. Por lo que, Charlotte comenzó a escribir a los doce años sobre aquel universo épico lleno de aventuras que no podían vivir en aquella sociedad inglesa. Las tres hermanas se aficionaron a escribir e incluso mandaban sus manuscritos de poesía a las editoriales bajo seudónimos masculinos. Éstos eran Currer, Ellis y Acton Bell, siempre con la primera inicial igual que la de sus verdaderos nombres.



En octubre de 1847, Charlotte publicó bajo el seudónimo masculino Currer Bell la novela "Jane Eyre", un relato de la batalla interior y las dificultades sociales de una joven ante las opresión de la época victoriana.

El libro fue un éxito de ventas inmediato y fue recibido con elogios por la crítica, que sin embargo modero su entusiasmo cuando comenzó a especularse que era una mujer quien estaba detrás de aquellas páginas.

En Jane Eyre, Charlotte Brontë la reivindica el papel de la mujer más allá de los convencionalismos sociales. Se trata de un libro innovador que fue muy polémico cuando se publicó y que aún hoy sigue causando interés. Ese mismo año, su hermana Emily publicó "Cumbres Borrascosas" y Anne escribió su novela "Agnes Grey". Cuando volvieron de la ciudad tras la publicación de sus obras, se encontraron a su hermano Branwell a punto de morir de tuberculosis. Emily murió en 1848 y Anne en 1849 por la misma enfermedad.

Arthur Bell Nichols
Charlotte se casó en 1854, a los 38 años, con Arthur Bell Nichols, sacerdote que trabajaba con su padre y de quien habían tomado los seudónimos. Tras nueve meses de matrimonio y estando embarazada, murió también de tuberculosis.





La ausencia de entretenimientos durante los largos inviernos en la brumosa campiña del norte de Inglaterra empujó a las hermanas a refugiarse en mundos ficticios y a componer crónicas sobre las vidas de los habitantes de su universo imaginario.

Esos escritos de juventud forjaron una vocación literaria que llevó a las tres hermanas -Charlotte, Emily y Anne- a publicar un libro conjunto de poemas firmado bajo tres nombres masculinos con el apellido Bell: CurrerEllis Acton.

El mismo impulso para dar a conocer su poesía llevó a Charlotte a tratar de vender el manuscrito de "The Professor", una novela que no se publicaría hasta después de su muerte pero que despertó el interés del editor y le animó a terminar "Jane Eyre" en 1947.

Charlotte Brontë
Sus novelas reflejan toda la riqueza y rebeldía de su mundo interior, llenas de pasión; en contraste con su vida tranquila y tradicional. Hoy, 200 años después de que la escritora naciera, su mayor obra sigue considerándose un clásico de la literatura inglesa y, sin duda alguna, seguirá siendo adaptada tanto para el cine como para la televisión. Su valor radica en que se trata de una novela que abarca cuestiones atemporales y que supo deshacerse de todas las ataduras del contexto en que fue escrita. Así, Charlotte Brontë contribuyó a que el papel de la mujer fuera más allá de la vida doméstica, reivindica la libertad de las mujeres frente a los hombres, como seres con más inquietudes que tener hijos y casarse.



En sus obras, Charlotte Brontë, utilizo los seudónimo de Currer Bell, Lord Charles Albert, Florian Wellesley.
Obras:
  • Jane Eyre (1847), 
  • Shirley (1849), 
  • El enano verde (1853), 
  • El hechizo (1853), 
  • El huérfano (1853), 
  • Villete (1853), 
  • Mina Laury y Hotel Stancliffe (1853), 
  • Nobleza de Verdópolis (1853), 
  • El profesor (1857) Apareció póstumamente.

En ellas, se ocupó de retratar la interioridad femenina y de criticar la desigualdad entre hombres y mujeres, imperante en la Inglaterra victoriana.

Jane Eyre cuenta con numerosas adaptaciones en el cine y la televisión desde 1918.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Golosinas de Mario de Andrade

Conté mis años y descubrí
que tengo menos tiempo
para vivir de aquí en adelante
que el que viví hasta ahora...

Me siento como aquel chico
que ganó un paquete de golosinas:
las primeras las comió con agrado
pero, cuando percibió
que quedaban pocas,
comenzó a saborearlas profundamente.

Ya no tengo tiempo
para reuniones interminables
donde se discuten estatutos,
normas, procedimientos
y reglamentos internos
sabiendo que no se va a lograr nada.

Ya no tengo tiempo
para soportar absurdas personas
que, a pesar de su edad cronológica,
no han crecido.

Ya no tengo tiempo
para lidiar con mediocridades.
No quiero estar en reuniones
donde desfilan egos inflados.
No tolero a maniobreros
y ventajeros.

Me molestan los envidiosos,
que tratan de desacreditar
a los más capaces,
para apropiarse de sus lugares,
talentos y logros.

Detesto, si soy testigo,
de los defectos que genera
la lucha por un majestuoso cargo.
Las personas no discuten contenidos,
apenas los títulos.…

Eduardo Kingman el pintor de las manos

Kingman supo encontrar en las manos, toda la simbolización de los más variados sentimientos humanos: angustia, ternura, piedad, ira, impotencia e injusticia.



Además la obra de Eduardo Kingman es valiosa por el tratamiento del tema indigenista, por su autenticidad, y del tema social en general, por su entendimiento de las relaciones humanas a partir de la intimidad familiar.


Los Guandos Representa una de las maneras de transporte de carga que hacían nuestros indígenas como parte del gran y fuerte trabajo al que eran obligados hacer desde tiempos inmemorables, esto comúnmente se realizaba en la parte andina del Ecuador, y con mayor apogeo con la llegada europea que sin ningún tipo de lastima hacían que los guandos trabajen casi hasta su muerte.

Esta pintura nos muestra el maltrato que con frecuencia se daba con los trabajadores de las haciendas españolas, marcas causadas por latigazos son el recuerdo de un mundo lleno de injusticia.








Su obra retrata las mas hondas aflicciones humanas.


El beso de Eduardo Galeano-microcuento

Antonio Pujía eligió, al azar, uno de los bloques de mármol de Carrara que había ido comprando a lo largo de los años.
Era una lápida. De alguna tumba vendría, vaya a saber de dónde; él no tenía la menor idea de cómo había ido a parar a su taller.
Antonio acostó la lápida sobre una base de apoyo, y se puso a trabajarla. Alguna idea tenía de lo que quería esculpir, o quizá no tenía ninguna. Empezó por borrar la inscripción: el nombre de un hombre, el año del nacimiento, el año del fin.
Después, el cincel penetró el mármol. Y Antonio encontró una sorpresa, que lo estaba esperando piedra adentro: la veta tenía la forma de dos caras que se juntaban, algo así como dos perfiles unidos frente a frente, la nariz pegada a la nariz, la boca pegada a la boca.
El escultor obedeció a la piedra. Y fue excavando, suavemente, hasta que cobró relieve aquel encuentro que la piedra contenía.
Al día siguiente, dio por concluido su trabajo. Y entonces, cuando levantó la escultura, vio lo que antes no hab…