Ir al contenido principal

Argentina busca coordinación nacional por gripe H1N1


BUENOS AIRES, jul 6 (Reuters) - Argentina anunció el lunes medidas para coordinar la lucha contra la influenza H1N1 en todo el país, luego de que un estallido de contagios provocara pánico entre la población, que tomaba medidas autónomas para protegerse de la pandemia.




El ministro de Salud, Juan Manzur, dijo que el 90 por ciento de los casos de gripe que se producen corresponde a la influenza H1N1.



Manzur, quien asumió el cargo hace menos de una semana en reemplazo de Graciela Ocaña, se reunió el lunes con su pares provinciales para evaluar la situación nacional y aseguró en rueda de prensa que se avanzó en "generar algunas definiciones para tener una unificación de criterio de abordaje de la patología".



El funcionario dijo también que el país pasó de una fase de contención de la enfermedad a una de mitigación, luego de que se confirmaran 60 víctimas fatales.



Los anuncios se producen en medio de una creciente polémica por las cifras oficiales, que al igual que las estadísticas económicas se encuentran cuestionadas por especialistas, que aseguran que la magnitud de contagiados y muertos es mayor que la difundida por el Gobierno.



Tras el pánico desatado la semana pasada, cuando se agotaron los inventarios de mascarillas y alcohol en gel, la población se está acostumbrando a tomar medidas de higiene para evitar el contagio, como el lavado regular de las manos.





El ministro señaló que "todo paciente con infección respiratoria aguda grave recibirá medicamentos antivirales" y confirmó que se le iniciará tratamiento a los grupos de riesgo a las 48 horas de iniciados los síntomas.



Los medios argentinos muestran cada vez más publicidad oficial explicando cómo prevenir el contagio, las cadenas de correo electrónico con consejos sobre la enfermedad se multiplican y la ausencia de público en los teatros llevó el lunes al sector a suspender por 10 días todas las obras.



La suspensión busca que "todos podamos recuperar la sensatez y la calma de forma tal que el público pueda volver a disfrutar de sus artistas", dijo Carlos Rottemberg, titular de la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales (AADET), quien aseguró que la asistencia del público cayó 80 por ciento.



Pero el ministro Manzur dijo que oficialmente no se recomendaba el cierre de lugares públicos.



"La experiencia mundial no recomienda el cierre preventivo de actividades sociales", afirmó el ministro.



Las medidas oficiales abarcaron la suspensión de clases, de la actividad judicial y la licencia para embarazadas en empresas y sector público, entre otras.



Las compañías organizaban además planes de contingencia para el trabajo desde el hogar en caso de una fuerte propagación de la enfermedad, al tiempo que incrementaban la higiene y la provisión de alcohol para los empleados, junto con la suspensión de eventos, reuniones o viajes.



Durante el fin de semana, se registró una baja en la concurrencia de la población a lugares públicos, con excepción de los partidos de fútbol, así como a bares y restaurantes.



La gripe H1N1 provocó 431 muertes y casi 95.000 infectados a nivel mundial.



Argentina es el tercer país del mundo en cantidad de víctimas.



(Reporte de Lucas Bergman, con la colaboración de Walter Bianchi; Editado por Javier Leira)





REUTERS LB NM WB JL/

Comentarios

Entradas populares de este blog

Golosinas de Mario de Andrade

Conté mis años y descubrí
que tengo menos tiempo
para vivir de aquí en adelante
que el que viví hasta ahora...

Me siento como aquel chico
que ganó un paquete de golosinas:
las primeras las comió con agrado
pero, cuando percibió
que quedaban pocas,
comenzó a saborearlas profundamente.

Ya no tengo tiempo
para reuniones interminables
donde se discuten estatutos,
normas, procedimientos
y reglamentos internos
sabiendo que no se va a lograr nada.

Ya no tengo tiempo
para soportar absurdas personas
que, a pesar de su edad cronológica,
no han crecido.

Ya no tengo tiempo
para lidiar con mediocridades.
No quiero estar en reuniones
donde desfilan egos inflados.
No tolero a maniobreros
y ventajeros.

Me molestan los envidiosos,
que tratan de desacreditar
a los más capaces,
para apropiarse de sus lugares,
talentos y logros.

Detesto, si soy testigo,
de los defectos que genera
la lucha por un majestuoso cargo.
Las personas no discuten contenidos,
apenas los títulos.…

Eduardo Kingman el pintor de las manos

Kingman supo encontrar en las manos, toda la simbolización de los más variados sentimientos humanos: angustia, ternura, piedad, ira, impotencia e injusticia.



Además la obra de Eduardo Kingman es valiosa por el tratamiento del tema indigenista, por su autenticidad, y del tema social en general, por su entendimiento de las relaciones humanas a partir de la intimidad familiar.


Los Guandos Representa una de las maneras de transporte de carga que hacían nuestros indígenas como parte del gran y fuerte trabajo al que eran obligados hacer desde tiempos inmemorables, esto comúnmente se realizaba en la parte andina del Ecuador, y con mayor apogeo con la llegada europea que sin ningún tipo de lastima hacían que los guandos trabajen casi hasta su muerte.

Esta pintura nos muestra el maltrato que con frecuencia se daba con los trabajadores de las haciendas españolas, marcas causadas por latigazos son el recuerdo de un mundo lleno de injusticia.








Su obra retrata las mas hondas aflicciones humanas.


El beso de Eduardo Galeano-microcuento

Antonio Pujía eligió, al azar, uno de los bloques de mármol de Carrara que había ido comprando a lo largo de los años.
Era una lápida. De alguna tumba vendría, vaya a saber de dónde; él no tenía la menor idea de cómo había ido a parar a su taller.
Antonio acostó la lápida sobre una base de apoyo, y se puso a trabajarla. Alguna idea tenía de lo que quería esculpir, o quizá no tenía ninguna. Empezó por borrar la inscripción: el nombre de un hombre, el año del nacimiento, el año del fin.
Después, el cincel penetró el mármol. Y Antonio encontró una sorpresa, que lo estaba esperando piedra adentro: la veta tenía la forma de dos caras que se juntaban, algo así como dos perfiles unidos frente a frente, la nariz pegada a la nariz, la boca pegada a la boca.
El escultor obedeció a la piedra. Y fue excavando, suavemente, hasta que cobró relieve aquel encuentro que la piedra contenía.
Al día siguiente, dio por concluido su trabajo. Y entonces, cuando levantó la escultura, vio lo que antes no hab…