Ir al contenido principal

Película - Infancia clandestina





Título original: Infancia clandestina
Año:2012
País: Argentina
Director:Benjamín Ávila
Guión: Benjamín Ávila, Marcelo Müller
Música: Marta Roca Alonso, Pedro Onetto
Fotografía: Iván Gierasinchuk
Reparto: Teo Gutiérrez Moreno, Ernesto Alterio, Natalia Oreiro, César Troncoso, Cristina Banegas, Violeta Palukas
Productora Coproducción Argentina-España-Brasil; Habitación 1520 Producciones / Historias Cinematográficas Cinemania / Antártida/ Academia du filmes
Género: Drama


Sinopsis:
Después de vivir en el exilio, Juan alias Ernesto Estrada (Teo Gutiérrez Moreno), un niño de doce años, regresa con su familia a Argentina, donde todavía gobierna la Junta militar que les obligó a huir. Aunque es testigo de la actitud combativa de sus padres, intenta llevar una vida normal, en la que el colegio, las fiestas, las acampadas, las bromas y las risas con mamá también tienen su lugar. El principal apoyo del niño es su querido tío Beto (Ernesto Alterio) quien, al contrario que su padre, entiende que los ideales y la lucha no están reñidos con las ganas de vivir. El mundo de Juan se transforma cuando se enamora de una compañera de colegio.



Es una película entre la autobiografía y la ficción,  recrea las vivencias de un niño, hijo de militantes clandestinos en los años setenta. Infancia clandestina refleja la cotidianidad de una familia con sus vacilaciones, contradicciones y dilemas morales que le dan forma a una película creíble.

Infancia clandestina es muy realista, pero para narrar las escenas más violentas utiliza secuencias de dibujos, caricaturas de Andi Rivas, con voces y sonidos en off. Con este recurso se suavizar el dramatismo, trasladando lo trágico a la historia afectiva del protagonista; al paso de Juan [alias Ernesto Estrada] (Teo Gutiérrez Moreno) de la infancia a la adolescencia, el primer amor, el primer beso y la primera rebeldía ante sus padres.

Con una mirada infantil corre el eje ideológico de un relato tan crudo como íntimo, que expone sus propias contradicciones con humanismo.


Emocionante, rigurosa y llena de detalles con una buena descripción de la represión militar argentina, todo desde el punto de vista de un preadolescente que jamás abandona.




Comentarios

  1. Infancia Clandestina se califica como una historia de calidad con una historia relevante y un reparto que vale mucho la pena ver, por ejemplo, el personaje que más me gustó fue el que realizó el actor César Troncoso , a quien por lo regular lo vemos en producciones que destacan en la pantalla y en las nominaciones de los premios Oscar, como fue el caso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a César Troncoso se lo puede ver en El baño del Papa, XXY entre otras co-producciones argentinas, españolas y brasileras, también en Flor del Caribe una telenovela brasileña, en El Hipnotizador serie de HBO

      Eliminar

Publicar un comentario

¡Anímate a comentar! ♥♥
Gracias ♥

Entradas populares de este blog

Eduardo Kingman el pintor de las manos

Kingman supo encontrar en las manos, toda la simbolización de los más variados sentimientos humanos: angustia, ternura, piedad, ira, impotencia e injusticia.



Además la obra de Eduardo Kingman es valiosa por el tratamiento del tema indigenista, por su autenticidad, y del tema social en general, por su entendimiento de las relaciones humanas a partir de la intimidad familiar.


Los Guandos Representa una de las maneras de transporte de carga que hacían nuestros indígenas como parte del gran y fuerte trabajo al que eran obligados hacer desde tiempos inmemorables, esto comúnmente se realizaba en la parte andina del Ecuador, y con mayor apogeo con la llegada europea que sin ningún tipo de lastima hacían que los guandos trabajen casi hasta su muerte.

Esta pintura nos muestra el maltrato que con frecuencia se daba con los trabajadores de las haciendas españolas, marcas causadas por latigazos son el recuerdo de un mundo lleno de injusticia.








Su obra retrata las mas hondas aflicciones humanas.


Golosinas de Mario de Andrade

Conté mis años y descubrí
que tengo menos tiempo
para vivir de aquí en adelante
que el que viví hasta ahora...

Me siento como aquel chico
que ganó un paquete de golosinas:
las primeras las comió con agrado
pero, cuando percibió
que quedaban pocas,
comenzó a saborearlas profundamente.

Ya no tengo tiempo
para reuniones interminables
donde se discuten estatutos,
normas, procedimientos
y reglamentos internos
sabiendo que no se va a lograr nada.

Ya no tengo tiempo
para soportar absurdas personas
que, a pesar de su edad cronológica,
no han crecido.

Ya no tengo tiempo
para lidiar con mediocridades.
No quiero estar en reuniones
donde desfilan egos inflados.
No tolero a maniobreros
y ventajeros.

Me molestan los envidiosos,
que tratan de desacreditar
a los más capaces,
para apropiarse de sus lugares,
talentos y logros.

Detesto, si soy testigo,
de los defectos que genera
la lucha por un majestuoso cargo.
Las personas no discuten contenidos,
apenas los títulos.…

El Reino del Revés de María Elena Walsh

Me dijeron que en el Reino del Revés
nada el pájaro y vuela el pez,
que los gatos no hacen miau y dicen yes
porque estudian mucho inglés.
Vamos a ver cómo es
el Reino del Revés.

Me dijeron que en el Reino del Revés
nadie baila con los pies,
que un ladrón es vigilante y otro es juez
y que dos y dos son tres.

Me dijeron que en el Reino del Revés
cabe un oso en una nuez,
que usan barbas y bigotes los bebés
y que un año dura un mes.

Me dijeron que en el Reino del Revés
hay un perro pequinés,
que se cae para arriba y una vez...
no pudo bajar después.

Me dijeron que en el Reino del Revés
un señor llamado Andrés
tiene 1530 chimpancés,
que si miras no los ves.

Me dijeron que en el Reino del Revés
una araña y un ciempiés
van montados al palacio del Marqués
en caballos de ajedrez.


Vamos a ver cómo es
el Reino del Revés.

El Reino del Revés del libro con el mismo nombre “el Reino del Revés” donde se recoge canciones y poemas infantiles, fue publicado en 1965 por la Ed…